Los jóvenes no quieren ir a la sede de un partido político tradicional para hacer política, ahí no encuentran los temas que les motivan ni les interesa la política partidista tradicional. Desde la llegada de la tecnología, tienen libertad de armar su ‘tarima política digital’ en las redes sociales donde leen las noticias políticas, discuten ideas serias o lanzan chistes, sarcasmos, y hasta insultos.

Cuando hay campaña electoral, como ahora, los candidatos se vuelcan a las plataformas digitales con una gran cantidad de palabras, un baratillo de ofertas para llegar a los jóvenes votantes.

La incursión de los jóvenes en las redes sociales viene dándose con fuerza desde hace unos 14 años y el libro  ‘Distanciados pero conexos: jóvenes y política en Ecuador 2019’ de Franklin Ramírez Gallegos (Flacso y Vínculos Universidades y Sociedad Civil), hace un análisis interesante sobre la ‘tarima política digital’ que han armado los jóvenes, entre ellos los ‘nativos digitales’que nacieron en pleno dominio de las nuevas tecnologías de la comunicación.

“Un primer nivel de observación concierne a la periodicidad con que los y las jóvenes consumen noticias políticas en específicos medios de comunicación. Hasta este punto se ha podido constatar una marcada inclinación al desinterés por la política en la juventud ecuatoriana.

La paradoja podría enunciarse así: pocos jóvenes tienen interés por la política, pocos hablan de política en su vida diaria, pero alrededor de un 40% de ellos se informa con frecuencia -al menos tres veces por semana sobre política en algún canal de comunicación. Un cuarto de los entrevistados (26%) señala, a su vez, que sigue noticias políticas al menos una vez al mes. Un tercer sub-grupo sería aquel que apenas si se preocupa con informarse de política y que corresponde a casi un tercio de los encuestados. En todo caso,la proporción de jóvenes que siguen con regularidad la política en los medios no es menor”.

Tomando como referencia la I y II Encuesta Nacional de Jóvenes y Participación Política (ENJPP-2011 y 2019) en Ecuador, el libro dice que “en la primera ENJPP (2011) los jóvenes bien informados sobre la política ascendían a 56%, mientras hoy (2019) son tan solo 42%. Del mismo modo, los que rara vez o nunca siguen noticias políticas pasan de 13% en 2011 a 32% en 2019. La tendencia es clara: el concernimiento de los jóvenes con los asuntos políticos ha decrecido de modo nítido en todas las dimensiones exploradas”.

¿A qué medios recurren los jóvenes a la hora de hacer el seguimiento de algún evento político que concita su interés? Los resultados evidencian paradojas: “Si la televisión sigue siendo el medio dominante para un tercio de los jóvenes, la agregación de internet y redes sociales –donde Facebook reina- concita la atención del mayor número de los encuestados (44%). La radio y los periódicos impresos son referentes menores.

El ocaso del reinado de la televisión y la nueva hegemonía de las redes sociales no había acontecido aún ocho años atrás.

En efecto, para 2019 la televisión pierde casi la mitad de los consumidores que lo colocaban en 2011 como el medio favorito de los jóvenes para informarse de política. Entre ambos años, por su parte, las redes sociales e internet duplican su influencia, mientras los periódicos impresos resisten a tropezones el debilitamiento de su influencia. La radio (off line), a su vez, pasa a ser un raro objeto de consumo político para los y las jóvenes ecuatorianos nacidos de 1990 en adelante. Aquello sucede incluso a nivel rural donde la radio solía tener mayor impregnación. Ahora apenas 3% de los jóvenes que habitan la ruralidad usan dicho medio para informarse de política. Queda por explorar con detenimiento cómo radio y prensa han mudado sus formas de desenvolvimiento y sus audiencias al entrar en operación, además, en la red”.

Sobre el uso de internet y redes sociales para el acceso a información sobre sucesos políticos de interés para los jóvenes, el libro dice que “Facebook y diversos canales de internet, periódicos incluidos, son los medios predilectos de 4 de cada 10 jóvenes ecuatorianos para enterarse de los asuntos políticos. En la otra orilla, Youtube, Twitter e Instagram solo son empleados para ele fecto por 5% de los y las encuestadas”. Tendremos que esperar a los comicios de este año 2021 para conocer la incidencia de la nueva plataforma TikTok en la decisión electoral de los jóvenes.

Más allá del canal digital más usado por los jóvenes ecuatorianos, conviene saber con qué frecuencia los usan con fines políticos. Según el estudio que analizamos: “Una de las características centrales de las redes sociales es, precisamente, la de permitir la interacción pública con actores políticos, instituciones, otros ciudadanos, etc. No se trata apenas de instrumentos de recepción pasiva de información. Las redes sociales han tomado la forma de herramientas de comunicación y combate político de la sociedad civil, y no solo de los políticos, precisamente, porque permiten generar y circular información y opiniones en el mismo registro que actores poderosos. Decir aquello no afirma la equivalencia entre la gente común y usuarios influyentes en las redes sociales, ni niega el “poder del algoritmo” que controla el espacio virtual sino que, de modo más cauto, sostiene que los y las ciudadanas usan tales canales para expresarse y procurar influir sobre las opiniones y comportamientos de otros. Si efectivamente lo logran, es otra historia”.

La panorámica del asunto también muestra la forma de distribución de la información política. “Casi 30% es más bien activo -recibe y envía información política- en las redes sociales en materia política (se agrega“todos los días”, “3 a 6 veces por semana” y “1 a 2 veces por semana”) mientras el 70% restante tiende a estar más bien muy alejado de dicha práctica (“1 o 2 veces al mes” y “nunca”). Entre estos últimos se concentra el grupo mayoritario, a saber, aquel 52% que no hace jamás algún uso político de las redes sociales”.

Sobre el “ámbito, nivel o espacio”, los resultados muestran mayor interés de los jóvenes del Ecuador por las cuestiones nacionales y en menor medida por lo local e internacional.

“Así, para 2019, 59% de los y las jóvenes indican que las cuestiones políticas en el ámbito nacional les interesa “algo”y “mucho”; a continuación siguen las cuestiones locales de la ciudad (52%) y luego, en un mismo nivel, se colocan los asuntos de la comunidad y los latinoamericanos (45%)”.

Este estudio evidencia con cifras los cambios en la relación entre los medios de comunicación y los jóvenes, asunto poco mencionado, sin embargo, muy importante para la realización de acciones que lleven a una sana convivencia.

@MarianaNeiraL