La desinformación sobre lo que hay en las vacunas se ha vuelto viral y ha exacerbado las dudas y resistencias a vacunarse contra la COVID-19. Pero la verdad es que los componentes de las vacunas no son dañinos, no te enferman de COVID-19, no se acumulan y se eliminan rápidamente de tu cuerpo.

Medios tradicionales, portales de noticias científicas y cientos de divulgadores científicos han realizado varias publicaciones sobre los ingredientes de la vacuna. Esta vez, les traemos un resumen publicado en originalmente en ingles por el equipo de The Unbiased Science Podcast.

Las vacunas de ARNm

Pfizer-BioNTech y Moderna

Las vacunas de ARNm (Pfizer-BioNTech y Moderna) incluyen ARNm, grasas, sales y azúcar. Estos ingredientes están presentes en cantidades extremadamente pequeñas y se degradan rápidamente dentro de 3 días después de la vacunación.

El ARN actúa como una plantilla para decirle a nuestro cuerpo que produzca la proteína de la espícula (i.e, espiga/pico/spike) del SARS-CoV-2 que desencadena la respuesta inmunológica en nuestro cuerpo. El ARN es inestable, por lo que las grasas protegen el ARN de la degradación y aseguran que el ARN se entregue a nuestras células para poder iniciar la producción de la proteína de la espícula. Las sales actúan como amortiguadores que aseguran que el equilibrio de pH y sal de las vacunas coincida con nuestro cuerpo. El azúcar protege las grasas de ponerse demasiado pegajosas durante el almacenamiento.

Las vacunas de vector viral

Janssen de Johnson & Johnson

La vacuna Janssen de Johnson & Johnson utiliza una tecnología diferente y tiene diferentes ingredientes a las de ARNm.

J&J incluye un vector adenoviral que contiene el gen de la proteína de pico COVID-19. (Los adenovirus son una gran familia de virus no relacionados que pueden causar «resfriados», y se vuelven inofensivos para que no puedan reproducirse o enfermarnos). Se utiliza como vehículo para administrar el gen de la proteína de pico del SARS-CoV- 2, que luego se convertirá en la proteína de pico que desencadena esa respuesta inmune. Los otros ingredientes incluyen sales (descritas anteriormente), alcohol y polisorbato-80 que actúan como estabilizadores, tampones que ayudan a normalizar el pH de la vacuna y aminoácidos como nutrientes sobrantes.

Oxford-AstraZeneca

Esta vacuna utiliza tecnología de vector adenoviral similar a la vacuna J&J. Aquí está la lista completa junto con una descripción de por qué se incluye cada ingrediente.

Su ingrediente activo es un vector de adenovirus de chimpancé de replicación deficiente (ChAdOx1-S) que codifica la glicoproteína S del SARS-CoV2, expresado en la conformación de pre-fusión trimérica.

El adenovirus es un virus respiratorio leve (en este caso, uno que no infecta a los humanos) que se vuelve inofensivo al eliminar su capacidad de reproducción. Sirve como una lanzadera para enviar el gen de la proteína espiga del SARS-CoV-2 a nuestras células, que luego usan esa plantilla para producir la proteína viral que desencadenará la respuesta inmune. Los otros ingredientes incluyen nutrientes, sales y estabilizadores.

Si bien esta vacuna no está autorizada en los EE. UU., se está implementando en otras partes del mundo.

Esta vacuna tiene un régimen de dos dosis y se almacena en la temperatura estándar del refrigerador hasta por 6 meses.

Las vacunas de virus inactivo

CoronaVac – Sinovac

El principio activo de la vacuna CoronaVac es un virus inactivado, derivado de la cepa CZ02 de coronavirus. Este virus es cultivado en células renales de mono verde africano (Células Vero), posteriormente cosechado, inactivado para evitar su replicación, concentrado, purificado y adsorbido con hidróxido de aluminio que actúa como un agente adyuvante, el cual estimula la respuesta inmune.

Entre sus otros ingredientes están los excipientes: Hidróxido de aluminio; Hidrogenofosfato de disodio; Dihidrogenofosfato de sodio; Cloruro de sodio. Este producto no contiene conservantes.

Su presentación es el de una jeringa donde viene una sola dosis.

Lo que no hay en las vacunas

No hay virus vivo de SARS-CoV-2 en ninguna de las vacunas, por lo tanto, no se puede contraer COVID-19 mediante las vacunas.

Tampoco hay tejido fetal, células humanas de ningún tipo, gluten, mercurio, aluminio, metales pesados, antibióticos, formaldehído, hemoderivados, gelatina, microchips, cerdo, huevos o cualquier otro producto animal.

Hay total transparencia en los sitios web de los fabricantes y de la FDA.